Sin confundirnos!!

Sin confundirnos!!

La ambigüedad que embarga el estudio de las AACC, queda igualmente patente en la utilización de una terminología que lo defina con exactitud y que guíe una intervención adecuada que satisfaga la individualidad personal, emocional/afectiva, social y académica de esta población.

En este punto es preciso señalar que nosotros utilizamos el término AACC por considerarlo un término lo suficientemente amplio y caracterizado por su marcado sentido de “continuo”, “en potencia”, “inteligencia que fluye” frente a conceptos estáticos  y etiquetadores con clara tendencia negativa de superioridad con respecto a sus iguales. El término de AACC está totalmente exento de connotaciones que marquen diferencias en el propio concepto, como puede ocurrir por ejemplo con la utilización de términos como superdotados y sobredotados; como términos sinónimos. Queda justificada su utilización por nuestra parte, además de por las razones de continuidad, por ser un término introducido por la LOE en el que parece abarcar a niños/as talentosos/as, a niños/as precoces, bien dotado y a aquel alumnado que posee un rendimiento académico superior diariamente dentro del aula.

En el mundo anglosajón, se utilizan términos tales como:

Gifted: para referirse a un individuo con habilidades superiores y con una inteligencia  muy elevada, incluyéndose en este grupo Feldhusen (1986) incluye: a) Habilidades intelectuales generales, b) un autoconcepto positivo (self concept), c) motivación, y e) talento. Su traducción podría ser: “intelectualmente superdotado”.

– Giftedness: aludiéndose a las potencialidades especiales y superiores en mecánica y psicomotricidad, pudiéndose referir a: a) habilidades intelectuales superiores, b) pensamiento creativo (divergente), c) habilidades de liderazgo, d) habilidad visual, e) habilidad artística. La traducción de este término se correspondería con el de “superdotado”.

– Talented: son aquellos individuos comprendidos entre 4 y 21 años que han demostrado talentos, aptitudes o habilidades superiores, destacando por sus cualidades de liderazgo, su notable rendimiento mecánico, sus habilidades manuales, el arte de expresar ideas, ya sea oralmente o de forma escrita, en la música, en las relaciones humanas o cualquier línea de logro humano (Zettel, 1979). Su traducción es equivalente al concepto de “Talento”.

En castellano la terminología que citamos es:

– Talentoso: En un principio, este término se caracterizó por ser un tanto globalizador ya que abarcaba al 15%-20% superior de la población escolar, sin que se concretará ninguna capacidad específica. Las personas con talento puntúan alto en una aptitud específica (talento simple) o en varias combinadas (talento complejo), pero están dentro de la media o incluso por debajo, en el resto de aptitudes.

Prieto y Castejón  (2000), definen el talento como el conjunto de destrezas y habilidades que capacitan al individuo para dominar la información dentro un área concreta del saber. El rasgo esencial del talento es la especificidad, una vez que el individuo es extremadamente bueno y excepcional en un campo concreto del saber: la música, la pintura, la educación física, la literatura, etc…

En la actualidad este término sigue estando vigente y se considera talentoso a aquella persona que posee o muestra posibilidades de adquirir un alto dominio en áreas como música, artes gráficas, ajedrez, deportes, entre otras.

Pero la primera definición oficial de talento fue la realizada por Marland (1972), desde el Departamento de Educación de los Estados Unidos de América (U.S.O.E.), a partir de la cual pueden considerarse seis áreas de talento:

1.- Capacidad intelectual general: las personas ubicadas dentro de esta área muestran una excelente capacidad de aprendizaje junto a un alto rendimiento escolar. Para su detección es adecuado el uso del análisis de intereses y conductas dominantes (juegos, aficiones, lecturas, etc.) así como la profundidad de las soluciones y respuestas para los problemas. Es importante considerar que a la hora de aplicar los test psicométricos y en especial los colectivos, no confundirlos con los superdotados.

2.- Aptitud académica específica: en esta categoría estarían aquellos sujetos que manifiestan tener un alto rendimiento en una o varias áreas del currículum, ya sea matemáticas, física, lengua, etc… Incluso podrían ser considerados como un caso especial de la categoría anterior. Su identificación suele llevarse a cabo a partir de la aplicación de diferentes test de inteligencia y de test específicos para cada área. También a través de los constantes intereses manifestados, objetivos alcanzados en aquellas áreas específicas en las que demuestra su elevado rendimiento, y finalmente, a través de los conocimientos y habilidades de cierta profundidad manifestados a partir de la realización de actividades e intereses.

3.- Pensamiento creativo y productivo: es el pensamiento propio de aquellos sujetos con elevadas aptitudes creativas, sin tenerse en cuenta de la aptitud intelectual. Destacan principalmente en la solución de problemas, es decir, por sus productos, a los que llegan a través de la exploración de situaciones que le permiten establecer hipótesis, lo que le permite generar un amplio abanico de soluciones y percibiendo la relación entre ideas similares o inconexas. Su identificación puede ser llevada a cabo a partir de la utilización de test que detectan las estrategias y estilos cognitivos, entre otros más específicos. También a través del análisis de intereses y productos creativos.

4.- Liderazgo: Supone la conjunción de capacidades intelectuales, de pensamiento creativo y rasgos particulares de la personalidad del sujeto, por tanto la complejidad es manifiesta. Los sujetos dotados de este talento poseen los que Prieto y Castejón (2000, p. 26) denominan carisma. Pero en ningún momento podemos establecer que sobredotación y liderazgo mantengan una relación de causalidad. La identificación se lleva a cabo principalmente a través de la aplicación de test psicométricos.

5.- Habilidades en las artes visuales y representativas: las personas que poseen este tipo de talento están casi obligadas a cultivar este talento fuera del ámbito escolar, ya que en él no existe particular interés por estas materias. Su manifestación se explicita en conductas que directamente se relacionan con la percepción, representación y ejecución artística (pintura, dibujo, cerámica, fotografía, teatro, etc…).

Pueden ser identificados a través de la manifestación continuada de conductas referidas a estas áreas, presencia de intereses, etc… Los test son específicos pero siempre es conveniente contrastar sus resultados con otras fuentes de información: informes de un experto en la materia concreta a evaluar.

6.- Habilidad Psicomotora: son aquellos que presentan habilidades referidas al mundo del arte y más concretamente en la danza y gimnasia. La identificación es llevada a cabo a través de la observación de conductas vinculadas a estas áreas y que se mantienen a lo largo del tiempo.

Esta última categoría fue eliminada de la última definición federal de superdotación publicada en Estados Unidos en 1991.

Como hemos podido comprobar en la terminología anglosajona también es utilizado y definido este término por autores como Zettel (1979). Y como señala Coriat (1987), los americanos, junto al término de superdotado (gifted) distinguen el término de talentoso (talented), definiéndolos como aquellos niños que presentan facilidades en un dominio específico sin que el conjunto de su desarrollo se traduzca en una precocidad intelectual particular.

Gadner (1993, 1995) y Genovard y Castelló (1998) concluyen que la generalidad y especificidad es lo que diferencia a la sobredotación del talento. La sobredotación es la máxima capacidad para procesar la información y actúa de manera independiente de los dominios específicos o de las áreas del conocimiento. Por el contrario, la especificidad es lo característico del talento, pues siempre hace referencia al conjunto concreto de destrezas y aptitudes que capacitan para dominar la información en un campo o área del saber concreta.

Castelló y Battle (1998) establecen una clasificación más actual de talentos que nos ayudará a comprender mejor al alumno con Altas Capacidades Intelectuales e incluso a ser más fácilmente identificados por el profesorado (talento complejo académico):

  • Talentos simples y múltiples: matemático, lógico, social, creativo y verbal.
  • Talentos complejos: académico (recursos verbal, lógico y memoria) y artístico-figurativo.

Es importante apreciar que, a pesar de las distinciones entre ambos términos que siempre es preciso tener en cuenta, multitud de publicaciones, investigaciones, revistas e incluso el mismo Consejo Mundial (World Council for Gifted and Talented Children), han utilizado ambas terminologías conjuntamente y actualmente, pero más ocasionalmente, se utilizan simultáneamente sustituyendo sobredotación por el de Altas Capacidades Intelectuales.

– Genio: Este es un término que según Cox (1953, p. 1104) “ha sido sustituido gradualmente por la designación de superdotados, que resulta más aceptable”. Por tanto es un término que es poco utilizado para referirse a niños/as, y cuando se hace, es para referirse a casos extremos de superdotación, Altas Capacidades Intelectuales o de casos talentosos (Zigler y Faber, 1985; Sternberg y Davidson, 1985).

– Excepcional: Dentro de la excepcionalidad ha de incluirse todos aquellos sujetos que se diferencian de la norma, es decir, al término medio o al nivel general de la población. Por ello, son excepcionales tanto aquellos sujetos que se diferencian de la norma por exceso, es decir, las Altas Capacidades Intelectuales, como aquellos sujetos que se diferencian de la norma por defecto (Heck, 1953; Barbe, 1963; Ojeman y otros, 1970; Telford y Sawrey, 1972; Brown & Reynolds, 1986).

 – Precoz: Puede ser considerado como un fenómeno paralelo a la superdotación y al talento (Prieto y Castejón, 2000), por tanto no son sinónimos, tanto un/a niño/a superdotado/a puede ser precoz como un/a niño/a precoz puede ser superdotado, pero nunca debemos tomar la precocidad como predictor de las AACC o talento. Los niños precoces, presenten o no Altas Capacidades Intelectuales, deben ser atendidos en función a sus necesidades y avidez de aprendizaje. La precocidad intelectual definiría aquellos niños que adquirieron de forma temprana algunos hitos intelectuales o psicomotrices, por ejemplo comenzaron a hablar antes de los dos años o a escribir antes que el resto de sus compañeros de edad. Todos los niños superdotados son precoces intelectualmente, pero no todos los precoces devienen en superdotados. Es decir, cabe esperar que algunos de esos niños precoces acaben por estabilizarse con el paso del tiempo, si bien no es lo más frecuente.

Un/a niño/a que manifiesta conductas precoces, comparado con el resto de niños/as que tienen la misma edad, como síntoma de un desarrollo intelectual y madurativo acelerado, puede llegar a estabilizarse posteriormente a lo largo del proceso evolutivo, situándose en la normalidad poblacional. Por tanto, siempre es necesario tener mucha prudencia al hablar de precocidad como indicador de sobredotación en esta primera etapa de desarrollo, esta situación exige un proceso de espera hasta que el desarrollo madurativo del niño se complete, fundamentalmente, los procesos básicos, así como una atención y observación continuada.

– Prodigio: Se considera prodigio a aquella “ejecución en un campo intelectualmente absorbente a nivel de profesional adulto antes de la edad de los 10 años. El prodigio es el especialista más precozmente especializado” (Feldman, 1986).

– Altas Capacidades Intelectuales: Se considera que una persona con Altas Capacidades Intelectuales es aquella persona cuyos recursos intelectuales le permiten un almacenamiento, procesamiento, recuperación y gestión de la información adquirida. Los/as niños/as con altas capacidades intelectuales se caracterizan por poseer, tal y como establece Sternberg (1997); una gran memoria, flexibilidad cognitiva, facilidad para afrontar situaciones nuevas y novedosas debido a su enorme capacidad para establecer interconexiones entre informaciones y contextos diferentes, aportando soluciones nuevas a problemas o situaciones complejas. Desde nuestro punto de vista este es el concepto más globalizador ya que dentro de él se contempla: sobredotación, talento y precocidad intelectual.

Sin embargo, es preciso puntualizar que la creatividad tiene un papel protagonista, tanto en el talento como en la sobredotación intelectual y AACC, ya que el perfil de estas personas es altamente creativo.

Y para que veas y escuches…

Aclarando ideas

 

Related posts

Yo, docente…

Yo, docente…

ORIENTACIONES PROFESORADO Proporcionar una metodología flexible y abierta, es decir, procurar un ambiente de aprendizaje que ofrezca un...

Posted

Asociaciones

ASOCIACIONES ALTAS CAPACIDADES Fundación Canaria de Ayuda a los Niños Superdotados (FANS) MENSA Asociación española de superdotación y altas...

Posted
Bibliografía

Bibliografía

WEBS » Página web sobre creatividad » Necesidades educativas especiales » Sociedad Española para el Estudio de la Superdotación » Centro Huerta...

Posted

Leave a Reply