Qué inteligencia tiene…

Qué inteligencia tiene…

Si definimos a la inteligencia como una capacidad o destreza es plausible afirmar que es posible su desarrollo y maleabilidad contando siempre con la influencia del entorno (educación recibida, las experiencias vividas, contexto familiar y cultural) y el indiscutible componente genético que nos modula durante toda nuestra vida.

Para hablar de los diferentes tipos de inteligencia nos centraremos en el autor pionero en definirlas, Howard Gardner, estableciendo que existen ocho tipos distintos de inteligencias, que no operan de manera aislada, sino que interactúan para conseguir un objetivo determinado y que en cada persona se encuentran presentes pero en grados también diferentes, de ahí que muchos de nosotros/as tengamos más o menos destreza en un área determinada de nuestra capacidad intelectual, definiéndose así nuestro perfil intelectual:

1.- Inteligencia Lingüística: La capacidad de usar las palabras sea de manera oral o escrita.

2.- Inteligencia Lógico Matemática: La capacidad de usar los números de manera efectiva y razonar de forma adecuada.

3.- Inteligencia Espacial: La habilidad de percibir de manera exacta el mundo visual-espacial y ejecutar transformaciones sobre esa percepción.

4.- Inteligencia Corporal Kinética: La capacidad para usar todo el cuerpo para expresar ideas y sentimientos, como también la facilidad en el uso de las manos para producir o transformar cosas.

5.- Inteligencia Musical: La capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales.

6.- Inteligencia Interpersonal: La capacidad de percibir y establecer distinciones en los estados de ánimo, las intenciones, las motivaciones y los sentimientos de otras personas.

7.- Inteligencia Intrapersonal: El conocimiento de sí mismo y la habilidad de adaptar las propias maneras de actuar a partir de ese conocimiento.

8.- Inteligencia Natural: La capacidad para conectarse con el mundo natural y convivir armónicamente con animales y vegetales. Capacidad para el cuidado del medio ambiente.

Desde esta perspectiva queda de manifiesto la importancia de determinar un diagnóstico de este “perfil intelectual”, dado que de esta forma podremos saber que capacidades serán las que se desarrollaran mas en ese individuo y cuales necesitarán de más estímulo intentado de esta forma alcanzar el equilibrio que posibilite un desarrollo óptimo e integral del individuo.

El conocimiento que nos proporciona la evaluación de los diferentes tipos de inteligencias mencionados nos va a beneficiar en nuestra actuación dentro del ámbito tanto escolar como familiar, puesto que partiendo de cuál sean las áreas intelectuales (tipos de inteligencia) más fuertes o débiles podremos determinar, cuál es la manera en que el individuo podrá adquirir mejor comprensión de las cosas, por ejemplo si un individuo tiene un mejor desarrollo de la inteligencia lingüística, el trabajo deberá ir encaminado a la realización de tareas en las que pueda adquirir un mayor vocabulario, utilización de dicho vocabulario en textos y reflexiones, facilitar situaciones en las que el individuo pueda comunicarse oralmente, etc. por tanto partir de la idea de que cada niño/a tiene una manera distinta de aprender y debe ser tenida en cuenta para que este pueda adquirir mayores capacidades.

Igualmente, pero en sentido contrario, el conocimiento de dichas áreas o inteligencias y el mayor desarrollo de unas u otras, nos va a permitir actuar enfáticamente en aquellas áreas en las que el desarrollo sea menor, por ejemplo si un individuo tiene un menor desarrollo de la inteligencia espacial  sería necesario poner en marcha estrategias que incorporen imágenes de apoyo al aprendizaje para potenciar el desarrollo de este área.

Teniendo en cuenta estos aspectos y diseñando currículas que se adapten a estas características individuales del alumnado, en general, estaríamos adaptándonos a la forma de aprender de nuestros niños y niñas ofreciéndoles todas aquellas experiencias necesarias para enriquecer su aprendizaje, conocer el entorno que les rodea y comunicarse.

Indudablemente este proceso requiere un proceso de evaluación/diagnóstico del alumnado, seguimiento continuo, proceso de retroalimentación constante, formación del profesorado con respecto a estrategias favorecedoras de aprendizaje a implementar en el aula y comunicación constante con los padres.

Y para que veas y escuches…

Related posts

Yo, docente…

Yo, docente…

ORIENTACIONES PROFESORADO Proporcionar una metodología flexible y abierta, es decir, procurar un ambiente de aprendizaje que ofrezca un...

Asociaciones

ASOCIACIONES ALTAS CAPACIDADES Fundación Canaria de Ayuda a los Niños Superdotados (FANS) MENSA Asociación española de superdotación y altas...

Bibliografía

Bibliografía

WEBS » Página web sobre creatividad » Necesidades educativas especiales » Sociedad Española para el Estudio de la Superdotación » Centro Huerta...

Posted

Leave a Reply